home fb2 tw2 you2

Principios y enfoques pedagógicos

La Compañía de María en la Iglesia y como consecuencia el Colegio Centro Lestonnac ejerce su acción apostólica de difusión, desarrollo y maduración de la fe, según las diversas realidades, ambientes de los diferentes grupos humanos; es decir desarrolla sus actividades específicas, aplicando los medios adecuados a cada situación concreta.

 

Esta educación comprende la formación humana que:


• Desarrolla armónicamente las condiciones físicas, síquicas, intelectuales, morales, axiológicas, espirituales, artísticas, culturales, sociales (educación integral).
• Ayuda a adquirir un sentido profundo de la responsabilidad.
• Dirige a la verdadera libertad.
• Forma en la verdad.
• Prepara para la vida comunitaria y para la participación en la vida social.
• Dispone al diálogo, a la colaboración y al bien común.

 

 

FUNDAMENTACIÓN FILOSÓFICA, HUMANISTA, SOCIAL Y CULTURAL.

Para Santa Juna de Lestonnac educar es humanizar; ella bebió el humanismo de las fuentes de Miguel de Montaigne, su tío, gran filósofo de la época y profundo humanista, de los Jesuitas y de los calvinistas. Ella asimiló esta corriente, la personalizó y la hizo vida en sus Colegios. Actualmente el Colegio Centro Lestonnac Compañía de María la tiene como fundamento esencial de la educación que imparte.

 

Según Fernando Sabater, “Aumentar la humanidad, cultivar la humanidad, ese es el secreto de la educación”. También dice “Aunque biológicamente nacemos siendo hombres o mujeres, culturalmente nos hacemos humanos”. Es decir: según sea la cultura en la cual estemos inmersos, nos contagiamos de humanidad o inhumanidad. Así como podemos contagiar fraternidad, solidaridad, compasión, esperanza, sentido de vida plena; de igual manera podemos contaminar los ambientes familiares, sociales, escolares de indiferencia, apatía, violencia, desesperanza, exclusión, indicios de que no siempre el camino a la humanización es una línea recta y progresiva, pues en esta tarea se conjugan todo lo que hace parte de la condición humana, gracia y pecado.


En este proceso de humanización debemos acompañar a nuestros educandos, humanizándonos como educadores, partiendo del conocimiento personal, de la reflexión sobre nuestras conductas, valores y actitudes según la filosofía del Colegio.

 

Para lograr que el reino de Dios sea recibido en cada persona como fuerza transformadora y como buena noticia, es preciso educar de una manera nueva, es decir, humanizar en la actualidad a la niñez, a la adolescencia, a la juventud y a la familia en esta Institución debemos trabajar los siguientes retos:

 

PRIMER RETO:
Enfrentar la tendencia comercial donde lo central son las necesidades del mercado y no la persona como valor fundamental. Para dar respuesta a este reto la Comunidad de educadores debe trabajar con constancia la formación integral.

 

SEGUNDO RETO:
Avanzar hacia una nueva visión de la Pastoral educativa académica escolar. Para dar respuesta a este reto se debe realizar: la articulación de Dios con las ciencias naturales, humanas y sociales, humanizar las prácticas de enseñanza aprendizaje, el ambiente escolar, el cultivar la comunicación de la ciencia y el saber metódico.

 

TERCER RETO:
La Comunidad educativa del Colegio no puede ser indiferente ante las profundas heridas de sentido de vida que traen consigo los miembros de la misma. Para dar respuesta a este reto se propone la reflexión evangélica de Jesús misericordioso en grupos pequeños.

 

CUARTO RETO:
El Colegio Centro Lestonnac con identidad cristiana debe recuperar los procesos y componentes metodológicos de la Pedagogía de Jesús y de Santa Juana. Para dar respuesta a este reto se debe:

 

• Escuchar a los miembros de la Comunidad Educativa.
• Discernir juntos y abrir los ojos ante el sufrimiento.
• Construir juntos comunidad educativa que reflexione cristianamente su quehacer educativo.


QUINTO RETO
La comunidad educativa debe dejarse tocar e interrogar por las realidades deshumanizantes que se perciben a nivel cultural. Para dar respuesta a este reto se debe fomentar la espiritualidad Ignaciana con el matiz de misericordia.

 

La formación humanista se debe integrar transversalmente a los currículos y procesos educativos para que esta formación sea la esencia misma de las disciplinas científicas.

 

Para la formación social se debe proyectar un conocimiento crítico de la situación histórica social del país y de la religión con el fin de proponer alternativas de cambio de los factores determinantes de las condiciones de violencia, pobreza, exclusión, corrupción para educar sobre lo público como lo hizo Santa Juana. Otro de los elementos para esta educación es el proyecto sobre la educación para el desarrollo ciudadano (FIS)

 

La formación cultural se fomenta a través de la inculturalidad, porque cuando los seres humanos se identifican a través de las múltiples formas imaginarias y simbólicas que dan sentido a su modo de pensar, de ser y de estar en el mundo, en el ámbito educativo esto supone superar el etnocentrismo cultural, científico y social e integrar esto al conocimiento académico.

 


FUNDAMENTACIÓN POLÍTICO Y ECONÓMICO.

El Colegio Centro Lestonnac fomenta la búsqueda de un pensamiento propio , capaz de develar la deshumanización derivada de las leyes del mercado en el contexto de la ideología capitalista que subyace al concepto de competitividad inherente a la globalización, que está sustentada en una formación crítico-social impulsa a partir de la investigación, la construcción de propuestas de desarrollo alternos, fundamentados en las posibilidades de encuentro entre cultura, naturaleza y desarrollo humano sostenible como en parte lo presenta el proyecto de desarrollo ciudadano propuesto a nivel Provincial Colombia Perú para los Colegios de la Compañía. Esta formación crítica debe motivar a las estudiantes para estar atentas a las noticias del país y del mundo lo mismo que a todos los programas presentados por los medios de comunicación social, para que tengan elementos críticos y tomen posiciones personales y responsables frente a la realidad.

 

Por otra parte, el Colegio propicia la relación con su familia, su entorno y el mundo, constituyendo una relación dialéctica en términos de un intercambio dinámico de conocimientos, entre lo local y lo universal, desde una nueva configuración que permita la inserción en el escenario de la internacionalización, con sentido crítico, a partir del potencial histórico cultural propio, caracterizado por los saberes y prácticas sociales que lo singularizan.

 

La parte económica de la región es una tarea permanente para el reencuentro con lo universal y el retorno al contexto específico, con un conocimiento fortalecido por la dinámica de la interculturalidad que abre nuevas perspectivas para un desarrollo alternativo.


En consecuencia, las propuestas curriculares del Colegio se fundamentan antropológica y sociológicamente en el conocimiento profundo de lo propio traducido en contenidos y estrategias de formación que lo hagan visible y viable develando de la competitividad su rostro humano.

 


FUNDAMENTACIÓN DE LA PASTORAL EDUCATIVA.

 

Como respuesta a los grandes desafíos que la realidad nos plantea en cada momento que nos toca vivir, el Colegio Centro Lestonnac desarrolla una pastoral educativa como eje transversal de todo el quehacer educativo, que impregna la institución desde la antropología de los valores evangélicos.

 

 

Nuestra Pastoral Educativa tiene como objetivo compartir y contagiar a otros de la Espiritualidad que anima nuestra misión e inspira nuestro Proyecto Educativo. Esta espiritualidad, que brota de la experiencia personal de salvación de Juana de Lestonnac y de su vivencia de los Ejercicios Espirituales de Ignacio de Loyola, define las características, implicaciones prácticas y criterios de lo que nuestras opciones pastorales son y aspiran a ser. Los principales rasgos de nuestra espiritualidad y sus implicaciones en nuestra Pastoral educativa son los siguientes:

 

 

1. “Buscar y hallar a Dios en todas las cosas”: La experiencia de Dios, tal como la apreciamos en la vida y testimonio de Jesús de Nazaret, acontece y es posible acogerla en los diferentes ámbitos de la realidad de los que cualquier persona participa. En la intimidad, mediado por los sentimientos, los pensamientos, los estados espirituales y las mociones, y en la historia misma de la sociedad, entre personas, contextos, acontecimientos y demás seres de la Creación, es posible descubrir, acoger y amar a Dios, quien en todo habita y trabaja por todos.


2. “La centralidad de la persona de Jesús, como Señor de la Vida y modelo de humanidad plena”. Nuestra Pastoral Educativa busca promover el conocimiento personal y afectivo de la persona de Jesús así como los desafíos de su seguimiento en la construcción del Reino de Dios que Él mismo encarnó. Compartimos y promovemos la experiencia de un Dios que en Jesús nos anima a seguirle desde la sencillez para amarle y servirle en quienes hoy se nos revela “nuevamente encarnado”, sufriendo los rigores de la pobreza, el hambre, las injurias, el desprecio, la injusticia y la violencia.


3. “La presencia inspiradora de María de Nazareth como modelo de vida cristiana” por su apertura incondicional a la voluntad de Dios y por acercarnos a su hijo Jesús y a la experiencia de humanidad plena que en Él es posible encontrar. María de Nazaret, la primera entre los creyentes, constituyó para Juana de Lestonnac el modelo inspirado por Dios para el instituto cuya fundación le encomendaba y que llevaría su nombre. En María, la radicalidad de su seguimiento no opacó nunca el protagonismo de Aquél a quien seguía. Su testimonio de discípula fiel constituye desde nuestra espiritualidad una puerta de acceso a quien fuera su Maestro y el nuestro. En cuanto tal, constituye una vida digna de imitar, un camino seguro de encuentro con Jesús y un nombre del cual es preciso hacerse dignos.


4. “Unamos nuestras fuerzas”: Lejos de ser una empresa individual, nuestro Proyecto Educativo es un proyecto común sólo realizable gracias a la construcción de una comunidad educativa cuya coherencia con los principios y valores del mismo garantice la autenticidad en la oferta de la fe. En cuanto Pastoral, buscamos hacer de nuestra comunidad educativa un tejido de relaciones que haga creíble, deseable y posible vivir según el espíritu del Evangelio, esto es, que permita a quienes participan de ésta experimentar la acción amorosa de un Dios que crea y cuida incondicional y continuamente su creación. Procuramos, en palabras de Juana de Lestonnac, hacer “de toda la casa, una escuela de ciencia y de virtud para ayudar al prójimo”.


5. “Tender la mano”: La encarnación de Dios, en Jesús como en nosotros, constituye una respuesta concreta a las necesidades de cuidado, amor y respeto por la dignidad de los seres humanos y de la Creación en general. Juana de Lestonnac, no sólo descubrió el valor de “tender la mano educativamente”, sino que “comprendió que era ella” quien debía hacerlo ante las necesidades de quienes dada la realidad social de la época vivían en situaciones inhumanas e indignas. Nuestra Pastoral Educativa promueve el ejercicio de la solidaridad a través de la participación en proyectos de acción concretos encaminados al crecimiento y desarrollo humano de aquellos con quienes caminamos.

6. “Mantengan la amistad entre ustedes”: La amistad que brota del seguimiento de Jesús fue especialmente valorada por Juana de Lestonnac, quien no dudaba en afirmar “nada les recomiendo con tanto empeño como la amistad entre ustedes” a quienes poco a poco hacían parte de la obra apostólica de la Compañía de María. Ser amigas y amigos en el Señor es, pues, vivir la experiencia auténtica de saberse comunidad con otros.

 

 

botón2

 

correo institucional

 

docentes

 

 

 

 

gestion de calidad

 

 brigadas de emergencia

 

 

 

galeria

 

enlaces

 encuestas 

botn peridico3 

Compañia de María | Todos los derechos reservados 2019 | Sitio Web desarrollado por Webpyme.com.co